Dieta baja en histamina en invierno

Al llegar el invierno y cuando el frío aprieta, del mismo modo que rescatamos la ropa de abrigo, también debemos adaptar nuestra alimentación para vivir en plena forma los meses más gélidos del año. Cada estación tiene sus características, y entre ellas está la variedad de alimentos que la naturaleza nos ofrece. Así que una alimentación saludable y equilibrada será nuestra aliada para mantener el organismo en pleno funcionamiento.

A continuación, hemos elaborado un listado de alimentos de temporada bajos en histamina y que nos interesan especialmente por sus nutrientes. También encontrarás más información de otros alimentos aptos en la tabla de alimentos bajos en histamina y que puedes descargarte de forma gratuita.

– Acelga: aunque de entrada no acostumbra a despertar demasiado interés, la acelga posee una gran cantidad de nutrientes. Es rica en vitamina C, vitamina E y vitamina A. Además, contiene grandes cantidades de potasio, magnesio, hierro y calcio. En este sentido, es especialmente interesante en dietas bajas en histamina, ya que nos ayuda a suplir alimentos ricos en histamina como las espinacas. Podemos preparar una crema de acelgas con pesto, así como acompañarlas con unas zanahorias y puerros.

– Alcachofa: es una hortaliza con un gran contenido en fibra, que nos protege contra el estreñimiento y la diarrea, además de ayudar a reducir los niveles de glucosa en sangre. Nos aporta muchos minerales y vitaminas como el sodio, potasio, calcio y vitamina A. Por otra parte, contiene unos componentes llamados fitoesteroles, los cuales contribuyen a mantener unos niveles de colesterol y triglicéridos adecuados. Asimismo, cuenta con flavonoides, que nos protegen contra las enfermedades cardíacas y poseen una acción antioxidante. ¡Y por supuesto, es baja en histamina! Podemos preparar desde un delicioso entrante saludable con aceite, ajo y perejil, a unas chips crujientes o incluso una crema de alcachofas para aprovechar todos los nutrientes que este gran alimento nos brinda. 

– Chirimoya: aunque hace unos años se consideraba como una fruta exótica, actualmente España es el primer productor mundial. La chirimoya contiene abundantes vitaminas del grupo B, vitamina C y minerales como el potasio, magnesio, calcio y hierro. Se trata de una fruta libre de histamina y la mejor forma de comerla es al natural: cortándola en dos mitades, retirar la parte dura situada en el interior, así como las semillas y disfrutarla a cucharadas. Otra forma más innovadora es pasar la pulpa de la chirimoya por un tamiz y usarse como crema en la elaboración de sorbetes y batidos, en sustitución de los lácteos o, incluso, para rellenar o decorar tartas o “cupcakes”.

– Coliflor: destaca por su contenido en vitamina B6, ácido fólico y vitamina B5, así como vitamina K y vitamina C. Respecto a los minerales, es rica en potasio, calcio, hierro y azufre. Aunque sea una verdura un tanto olorosa a la hora de cocinarla y, que su peculiar sabor debido al azufre es amada por unos y odiada por otros, existen muchas maneras de cocinarla para transformarla en un plato delicioso. En dietas bajas en histamina recomendamos consumirla en forma de crema, así como gratinada al horno para salir un poco de la clásica coliflor cocida con aceite, ajo y pimentón.

– Manzana: es quizá una de las primeras frutas que nos aparece en la mente; sin embargo, existen muchas recetas que nos aportan un toque de originalidad a los platos proporcionándonos una gran cantidad de nutrientes. En dietas bajas en histamina podemos hacer una crema de zanahoria o coliflor con manzana y algún toque de jengibre. Por otra parte, si nos apetece cocinar alguna receta más bien dulce, podemos optar por unos copos de avena previamente calentados en el microondas, bebida de avena, manzana y un toque de miel.

– Uvas: su alto contenido en polifenoles puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular mediante diferentes mecanismos anti-inflamatorios, como es el caso de la quercetina. Además, contienen resveratrol, una sustancia que posee propiedades antioxidantes y que se encuentra en la piel de la uva negra. Asimismo, son ricas en vitaminas del grupo B y contienen minerales como el  potasio, magnesio, calcio, hierro y azufre. En dietas bajas en histamina, una opción de desayuno puede ser unos copos de avena con bebida de soja (sin azúcares añadidos) y unas cuantas uvas. Así que, por si alguien tiene alguna duda, ¡puedes comer uvas para celebrar el fin de año sin problema!

– Zanahoria: resulta ser un perfecto sustituto de la calabaza para una primera fase de dieta baja en histamina, puesto que esta hortaliza es libre de histamina a diferencia de la calabaza. Es fuente de diversas vitaminas y minerales. Nos aporta vitamina E, folatos, vitamina C y vitaminas del complejo B. Es rica en betacarotenos, un compuesto antioxidante que nuestro cuerpo transforma en vitamina A y el cual es responsable de su característico color anaranjado. La vitamina A nos permite mantener la salud ocular. Por otra parte, contiene una gran cantidad de fibra, que contribuye a la correcta función gastrointestinal. A su vez, es un alimento culinariamente muy versátil; nos permite hacer una infinidad de recetas, desde una crema con puerros o cebolla, un “carrot cake” o unas deliciosas tortitas.

 

Si quieres que te asesoremos de forma personalizada, ya sea en nuestra consulta de Barcelona o por videoconferencia desde cualquier parte del mundo, contacta con nosotras y te ayudaremos

10 thoughts on “Dieta baja en histamina en invierno

      1. Emely Cruz

        Gracias son consejos muy útiles para comer alimentos que fortalezcan nuestras defensas en estos tiempos fríos donde podemos contraer cualquier virus

        Reply
    1. Adriana Duelo Post author

      Hola Lida,

      Te añadimos a nuestra base de datos y de esta forma recibirás todo en tu correo.

      Un saludo!

      Reply
  1. Ana M.

    Muchas gracias, la verdad es que ando un poco perdida porque sólo dispongo de la información que me ofrece internet, y a veces es contradictoria.

    Reply
    1. Adriana Duelo Post author

      Hola Ana M.,

      Gracias a ti por seguirnos y por tu comentario. Es cierto que internet a veces es contradictorio. Por eso es mejor acudir a un profesional.

      un saludo!

      Reply
  2. María Alejandra

    Muchas gracias por estas deliciosas recetas, yo ya tengo un año y medio de ser tratada por ustedes y mi mejoría ha sido evidente.
    Atte. María Alejandra López
    de Pachuca, Hidalgo, MÉXICO

    Reply
    1. Adriana Duelo Post author

      Hola María Alejandra,

      Gracias por tu comentario. Estamos encantadas de que los pacientes se encuentren cada vez mejor.

      Un saludo!

      Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies