¿Es compatible incluir carne en nuestra dieta y que ésta sea sostenible?

En el anterior artículo os hablé sobre el vegetarianismo y el déficit de DAO. Esta vez abordaré un tema que también preocupa, aunque menos de lo que debería: el consumo de carne.

Ya lo dicen muchos estudios. Una de las claves para conservar la biodiversidad, reducir los efectos del cambio climático por las emisiones de CO2, evitar la destrucción de los ecosistemas terrestres y prevenir enfermedades cardiovasculares, obesidad o cáncer, es la reducción del consumo de carne, pero no hace falta eliminarla de nuestra dieta si priorizamos aquella de máxima calidad.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las dietas sostenibles son aquellas que generan un impacto ambiental reducido y que contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional, y a que las generaciones actuales y futuras lleven una vida saludable. Además, protegen y respetan la biodiversidad y los ecosistemas, son culturalmente aceptables, accesibles, económicamente justas y asequibles, y nutricionalmente adecuadas, inocuas y saludables, así como optimizan los recursos naturales y humanos.

En los últimos 40 años, el consumo de carne no ha parado de crecer, siendo la carne de cerdo la más consumida a nivel mundial. Según el World Cancer Research Fund International, tenemos que limitar el consumo de carne roja a 300g-500g a la semana y evitar la carne procesada. Actualmente, España tiene un consumo medio de 163,84g diarios (entre carne y procesados), más del doble de lo que se recomienda. ¿Qué quiere decir esto? ¿Toda la carne roja es igual? ¿Cuál tenemos que escoger si decidimos incluir carne en nuestra dieta?

La carne es un alimento importante, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), siempre y cuando no se haga una ingesta excesiva y se evite al máximo el consumo de carne procesada (embutidos, frankfurts, carnes ahumadas o en conserva). Por otro lado, no parece extraño pensar que será mejor la carne producida en granjas pequeñas, familiares o incluso se les ha llegado a llamar “artesanas” que la carne producida en granjas industriales de cría intensiva. ¿Sabes cuánta agua se necesita para producir una sola hamburguesa industrial? 2.400 litros según la FAO.

La carne roja es una fuente importante de proteínas, tan necesarias para la correcta regeneración celular, y además proporciona hierro y vitamina B12. Pero no toda la carne que encontramos en los supermercados es de la misma calidad y por lo tanto, nos tenemos que fijar muy bien en leer las etiquetas. Dependiendo de cuál compremos estaremos empeorando el medio ambiente o favoreciéndolo. Dependiendo de cuál compremos tendremos menos o más salud.

Por tanto, la solución frente a los problemas que puede causar un mal consumo de carne roja es consumir poca carne, pero de calidad, que significa:

  • De proximidad o KM 0. No vale comprar una carne buenísima de la otra punta del mundo, ya que estaremos fomentando elevados niveles de contaminación solo con el transporte.
  • Sin aditivos. Aunque los aditivos pasan controles de seguridad para el consumo es preferible optar por alimentos frescos que no requieran su uso.
  • Si puede ser ecológica mejor, ya que nos garantiza la ausencia de residuos químicos u otros fármacos, y beneficia el consumo responsable y sostenible.
  • Con pocas semanas de maduración y sin procesar. De esta manera reduciremos la proliferación bacteriana y el crecimiento de histamina.

[boton_post texto=’En AD Dietistas podemos ayudaros a llevar un buen patrón alimentario y asesoraros de forma personalizada, ya sea en nuestra consulta de Barcelona o por videoconferencia desde cualquier parte del mundo’ texto_boton=’CONTACTA AQUÍ’ boton_url=’http://www.adrianaduelo.com/contacto/’] [/boton_post]

Y como concluía un equipo de la UN Environment repito: “You don’t need to change radically to radically change things”, que quiere decir: “No necesitas cambiar radicalmente para cambiar radicalmente las cosas”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

2 thoughts on “¿Es compatible incluir carne en nuestra dieta y que ésta sea sostenible?

  1. MARTHA EVIA ROSALES

    Mil gracias por la orientación, que nos proporcionan a tod@s quiénes tenemos deficiencia de DAO y sobre todo darnos consejos sobre los alimentos que podemos consumir, saludos desde México!🇲🇽

    Reply
    1. Adriana Duelo Post author

      Hola Martha!

      Muchas gracias por tu comentario! Nos alegramos que te sirvan los consejos y puedas aprovecharlos!!

      Un saludo!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies