Dieta baja en histamina y sustitutos lácteos

Una de las primeras preguntas que nos hacéis en consulta cuando os explicamos el grado de restricción que tiene una dieta baja en histamina, sobretodo durante la primera fase, es a cerca de los lácteos.

Inquieta pensar en una dieta sin leche, yogur y queso. ¿Porqué? Muy fácil. Durante toda nuestra vida no dejamos de recibir mensajes alarmistas sobre las consecuencias de eliminar los lácteos de nuestra alimentación. Cuando somos pequeños nos dicen que sin el vaso de leche no creceremos, cuando somos adolescentes nos advierten que no rendiremos en la escuela y cuando somos adultos nos recuerdan que tendremos osteoporosis o incluso que nuestra microbiota ya no será la misma, sin saber muchas veces, qué es eso de la microbiota.

Como nos comenta Lucía Martínez en su libro Vegetarianos con ciencia, hay poblaciones que no consumen lácteos, como la japonesa, y no tienen más índice de osteoporosis que la población occidental. Existen fuentes de calcio de origen vegetal y animal, pero lo más importante es combinar su consumo con diferentes acciones que favorecerán su absorción (exposición solar, practicar ejercicio físico, etc).

En una dieta baja en histamina, además de prescindir de los lácteos en casi todos sus formatos, también se recomienda evitar otras fuentes de calcio como las sardinas, las anchoas, los frutos secos y los vegetales fermentados como el tofu. Pero seguimos teniendo otras opciones frescas de origen natural y alimentos procesados saludables.

Por ejemplo:

  • Opciones frescas de origen natural: acelgas, algas, brócoli, col rizada (kale), coliflor, dátiles, higos, legumbres (todas), queso fresco (de cabra mejor), semillas de sésamo molidas y yema de huevo.
  • Opciones procesadas saludables: bebidas vegetales sin azúcares y enriquecidas con calcio y yogures vegetales sin azúcares y enriquecidos con probióticos. Existen yogures vegetales con y sin calcio, pero lo importante es que sean de calidad, que lleven probóiticos incorporados y contengan los mínimos ingredientes posibles. Los que más nos gustan y recomendamos son los de coco (tipo Abbot Kinney’s) o de soja.

Si tienes déficit de DAO podrías seguir el siguiente ejemplo de un día de dieta baja en histamina con un buen aporte de calcio:

Desayuno: Copos de avena con bebida de soja enriquecida y una pieza de fruta apta

Media mañana: Yogur de coco con semillas de sésamo molidas y una tostada de pan integral con aceite de oliva

Almuerzo: Ensalada verde con lentejas, pimiento rojo, aceitunas, cebolla y zanahoria y una rodaja de merluza

Media tarde: Una pieza de fruta y una tostada de pan integral con queso fresco

Cena: Acelgas con patatas, un revuelto de yemas con perejil y un par de higos frescos

 

Es importante ponerse en manos de profesionales especializados para asegurar que las dietas restrictivas cumplen con los requerimientos nutricionales recomendados. Si quieres que te asesoremos de forma personalizada, ya sea en nuestra consulta de Barcelona o por videoconferencia desde cualquier parte del mundo, contacta con nosotras y te ayudaremos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies