Dieta baja en histamina en otoño

Boniatos, calabazas, castañas, caquis, granadas, setas… Son alimentos propios de otoño, temporada de frío y lluvia. Durante estos meses nos apetecen comidas calientes: sopas, estofados, carnes al horno, verduras cocidas…

A continuación, hemos elaborado un listado de alimentos de temporada bajos en histamina y que nos interesan especialmente por sus nutrientes. También encontrarás más información de otros alimentos aptos en la tabla de alimentos bajos en histamina y que puedes descargarte de forma gratuita.

– Boniatos: son tubérculos formados principalmente por almidón, un polisacárido de glucosa con dos fracciones (amilosa + amiloprotectina). A diferencia de la patata, contiene vitamina A (retinol), una vitamina liposoluble que tiene varias funciones en el organismo. Interviene en la visión como constituyente de los pigmentos visuales, estimula el crecimiento y desarrollo óseo, es imprescindible para mantener la integridad de los epitelios y las mucosas, tiene efecto antitiroideo y acción antiinfecciosa. Aunque los podemos encontrar durante todo el año, son realmente apetecibles ahora. Nuestra recomendación es cocerlos en el horno o en el microondas para que no pierdan sabor, conserven una textura agradable y concentren todos sus nutrientes. En dietas bajas en histamina solemos sustituir la típica crema de calabaza por una deliciosa crema de boniatos con cebolla y zanahorias.

– Castañas: a diferencia de lo que la mayoría piensa, no se clasifican como frutos secos, sino como tubérculos. Así que de histamina bien poca. En su composición nutricional vemos que destacan por su contenido en hidratos de carbono y calcio. En dietas bajas en histamina recomendamos su consumo a cualquier hora sin abusar, por ejemplo como snack entre horas o en una crema de setas. Comer grandes cantidades puede generar molestias digestivas (aunque no contienen ni fructosa ni otros FODMAPs).

– Caqui: también conocido como palo santo, es una fruta dulce y destaca por su contenido en vitamina C (ácido ascórbico), una vitamina hidrosoluble imprescindible para numerosas reacciones enzimáticas, así como la de la histamina llevada a cabo por la diamino oxidasa (DAO). La vitamina C también es parte responsable de la absorción intestinal del hierro y en la buena formación de cartílagos, huesos y dientes. En dietas bajas en histamina el caqui es una opción ideal como sustituto de los cítricos. Únicamente deberá controlarse la cantidad de su consumo si existe mala tolerancia a los fructanos, pues más de 60g podrían dar molestias digestivas.

– Granada: es una de nuestras frutas favoritas. En dietas bajas en histamina la incorporamos en ensaladas invernales, en batidos recuperadores o como postre. Su aporte en potasio, algo menos que en el plátano, la hace especial para la recuperación muscular y el mantenimiento cardíaco.  También contiene flavonoides y taninos. Los flavonoides son pigmentos naturales que protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes y tienen efectos terapéuticos en un elevado número de patologías. Los taninos son sustancias de sabor áspero y amargo con propiedades antioxidantes, astringentes y antiinflamatorias.

 

Si quieres que te asesoremos de forma personalizada, ya sea en nuestra consulta de Barcelona o por videoconferencia desde cualquier parte del mundo, contacta con nosotras y te ayudaremos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies